5 bebidas vegetales como alternativa a la leche de vaca

Tomar o no leche de vaca es un tema muy complejo y en esta entrada no quiero entrar en ese dilema, puedes decidir buscar alternativas por diferentes motivos:

  • Por un tema de salud, cada vez hay más gente con intolerancias.
  • Para cuidar el medio ambiente. Os recomiendo que leáis la entrada de Esturirafi donde explican la relación que hay entre las vacas y el cambio climático.
  • Porque eres vegano y has decidido no consumir nada que proceda de los animales.
  • O porque simplemente no quieres renunciar a ella pero te gusta probar nuevos sabores.

Sea cual sea tu caso, la realidad es que hoy en día tenemos muchísimas opciones a nuestro alcance con grandes beneficios para nuestro organismo.

Tiene un sabor muy dulce y es muy recomendable durante el embarazo y el periodo de lactancia.
 
  • Ayuda a reducir el colesterol y controla nuestro peso.
  • Tiene un alto contenido en fibra y potasio.
  • No contiene grasas saturadas, pero es alta en grasas saludables (como los ácidos grasos que se encuentran en el pescado).
  • Es baja en sodio.
  • Mantiene nuestros huesos fuertes, contiene altos niveles de calcio.
  • Es antioxidante y tiene vitamina E, con lo que mantiene nuestra piel radiante.
  • Tiene una gran cantidad de vitaminas del complejo B (como el hierro y riboflavina) que contribuyen a la fuerza y a la reconstrucción de los músculos.

Es de mis favoritas, con muesli o salvado de avena y fruta me encanta.

  • Contiene aminoácidos que estimulan el hígado y ayuda a depurarnos.
  • Contiene fibra soluble e insoluble que facilita la digestión y el transito intestinal.
  • Es el cereal con más proteínas (nos ayuda a producir tejidos nuevos)
  • Contiene sustancias fotoquímicas de origen vegetal que ayudan a prevenir el riesgo de cáncer.
  • Contiene vitaminas del complejo B que ayudan a cuidar nuestro sistema nervioso central.
  • Tiene los niveles de calcio necesarios para prevenir la desmineralización ósea.

Tiene menos calorías que la mayoría de bebidas vegetales y tiene un sabor dulce pero suave.
 
  • Es muy digestiva, se puede tomar cuando tenemos trastornos gastrointestinales.
  • Contiene una gran cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta, los mejores para el organismo, sobretodo indicado en personas con diabétes.
  • Contiene ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 5 y vitaminas del grupo B y E.
  • Sus niveles de calcio y hierro son bajos.
  • No tiene gluten ni grasas saturadas.
  • Contiene triptófano, un aminoácido esencial necesario para la salud de nuestro sistema nervioso y muy indicado para tener un buen estado de ánimo.

Como curiosidad, en la NASA la incluyen como un alimento base de la nutrición de los astronautas. Si te gusta el sabor de la quinoa te gustará, tiene un toque ligeramente amargo.

  • Tiene un alto valor proteico y un alto contenido en fibra.
  • Contiene muchos aminoácidos y ácidos grasos esenciales.
  • Es rica en hierro, fósforo y calcio.
  • Es baja en sodio.
  • Se digiere fácilmente y tiene efecto saciante.
  • Actúa como un depurador del cuerpo. Gracias a su alto contenido en fibra es un alimento ideal para eliminar residuos y toxinas.
  • Ayuda a reducir el “colesterol malo” y aumentar el “colesterol bueno” gracias a los ácidos grasos omega 3 y omega 6 que contiene.

Ya os expliqué en esta entrada que me encanta el aceite de coco como cosmético, pues como bebida no ha sido diferente, un gran descubrimiento. Es la más espesa de todas, tiene textura casi de batido, si sois fans del coco como una servidora os gustará.

  • Previene la anemia, tiene un alto contenido de hierro.
  • Es rico en magnesio, nos ayudará cuando sintamos calambres o dolores musculares.
  • Es rica en fibra.
  • Controla los radicales libres y es antioxidante gracias a que contiene selenio.
  • Tiene potasio que ayuda a reducir los niveles de presión arterial.
  • Nos ayuda a combatir los catarros gracias a su gran cantidad de Vitamina C.
  • No es rica en calcio pero si en fósforo, con lo que también ayuda a fortalecer nuestros huesos.

Habréis echado de menos en este listado bebida de soja, para que podamos asimilar sus beneficios tenemos que haberla cocido a fuego lento durante unos 45 minutos, sino nuestro cuerpo no puede digerirla bien. Esto es algo que no me parece práctico por eso no la incluyo.

¿Tomáis alguna diferente? ¿Cuál es vuestra favorita?

10 comentarios

  1. solocosmeticanatural
    3 marzo, 2015

    Hola guapi!! Nunca he probado bebidas alternativas a la leche, bueno si, en Biocultura probé la leche de arroz con coco creo que era, la verdad estaba super buena, pero no he probado nada más. Muy interesante el post sobre el aceite de coco, pero es para pieles y cabellos secos no?
    besitos!

    Responder
    • Be natural, my friend
      3 marzo, 2015

      Hola guapa, te ánimo a que las incluyas en tu dieta, aportan muchísimo a nuestro organismo. La de arroz es la que tiene el sabor más suave. Me alegró que te haya gustado la entrada sobre el aceite de coco, es un básico para mi desde que lo descubrí. Yo tengo el pelo y la piel secos, pero según he leído ayuda a equilibrar, con lo que es recomendable para todo tipo de pieles. Un besoo!

      Responder
  2. Lucía Colinas
    5 marzo, 2015

    Hola!!! estoy empezando a familiarizarme con este tipo de leches porque mi bebé no puede tomar leche de vaca, así que esta info me ha resultado súper útil!!
    De momento sólo hemos probado la de almendras y a mí me ha encantado! me da la impresión de que al final nos pasaremos todos en casa a estas leches "alternativas".
    Me guardo el post como referencia 😉
    Gracias!

    Responder
    • Be natural, my friend
      6 marzo, 2015

      Hola Lucía,
      Me alegro muchísimo que te haya resultado útil y haberte podido ayudar. La verdad es que todas tienen su encanto, personalmente me gustan todas.
      Un beso y mil gracias por tus palabras!

      Responder
  3. Marialu
    5 marzo, 2015

    A mi no me gusta la leche de vaca, pero nunca me he planteado un sustituto. La de coco tiene que estar buenísima!

    Responder
    • Be natural, my friend
      6 marzo, 2015

      Hola Marialu,
      Que alegría leerte por aquí, tengo una sonrisa de oreja a oreja en este momento 🙂
      Si te gusta el coco te encantará, como digo en la entrada es como un batido, yo probé la marca EcoMilk por si quieres alguna referencia.
      Un beso!

      Responder
  4. Judith FL
    13 noviembre, 2015

    Hola guapa, que buena entrada 🙂 Yo siempre he sido super lechera pero desde hace unos años, prefiero buscar alternativas. Me encantan la de avena y la de avellana para tomar solas o hacer batidos de frutas, la de soja la tomo con le café. Soy muy cafetera y es la única alternativa que con el café, una vez te acostumbras, me gusta. La de almendras me gusta pero estriñe así que mejor la evito, en cambio la de avena favorece en este sentido 😉 Un besazo.

    Responder
    • Be natural, my friend
      13 noviembre, 2015

      Hola Judith,
      Me alegra que te haya sido útil. Anímate a probar el café con la de avena, verás que te acostumbras también y no tiene los aspectos negativos que la de soja.
      Besos!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *